ADICCIONES A  SUSTANCIAS NOCIVAS.

Pasos para dejarlas. La emoción que produce. La reacción corporal.

 

 

Una adicción, en esencia, es el deseo incontenible de tener algo, de poseerlo, a toda costa, de intentar dejarlo mil veces, y volver a ello, sin poder controlar nuestra fuerza de voluntad, sin hacer caso a nuestra mente, por conseguirlo, da igual lo que sea, azúcar, carne, pan, cocaína, Lsd, cristal, marihuana, heroína, antidepresivos, tabaco, etc..

El problema, más grave, cuando se trata de sustancias no legales, o drogas, es el sentido de que mientras haces eso, practicar esa adicción, has de esconderla, has de mentir, has de “disfrazar” la situación,” tapar las cosas”, “mentir”, y lo peor de todo, no es la  adicción, es el sentimiento de hacer algo malo, de la culpa, que es el peor efecto de desgaste de nuestras células corporales y de nuestra fuerza mental.

El otro problema de las adicciones a sustancias dañinas para el cuerpo, llámese, azúcar, alcohol, drogas, tabaco, es que las células del cuerpo, cada vez que se le dan estas sustancias, se intoxican y se esfuerzan por adaptarse a esta sustancia nueva, las células de nuestro cuerpo están sobre estimuladas, y cada vez, se necesita más sustancia, para sintentizar e integrar las sustancias que consumimos, ya que el grado de aceptación a esta sobre estimulación es más amplio cada vez., el cuerpo produce una ansiedad casi constante.

La epigenética, o la memoria celular, igual que le pasa a los deportistas que llevan tiempo sin hacer deporte, al llevar tiempo sin intoxicarse, y volver a hacerlo, la resistencia a esta sobre- estimulación cada vez es mayor y necesitas más cantidad de sustancia, que producen una nueva adaptación a esta sobre estimulación cada persona elije tomarlas o seguir  con ellas, eso es asunto de cada uno.

Pero si decidimos dejar esas sustancia nocivas para nuestra salud, hemos de recordar, que la fuerza que tiene la vibración de un cuerpo concentrado en su propósito, y esa claridad mental  es mucho más poderosa que intentar llegar a estos estados estimulando al cuerpo con las sustancias nocivas, esto se consigue con la meditación diaria, el ejercicio físico, la comida sana basada en legumbres, aceite oliva, agua, verduras, semillas, que son de fácil digestión para el cuerpo, técnicas de respiración, la risa diaria ,que cambia la química del cerebro, la gratitud, de levantarte cada día de dar gracias por lo que tengas.

Algo que ayuda, una vez curados del proceso, al llevar ya tiempos limpios, alejados de ellas, es no volver a recordarlo, para no volver a vibrar en esta energía limitante.

Cerrar esta etapa y no volver a hablar de ella, a no ser que alguna situación importante y puntual lo requiera. Y centrarnos en nuestra nueva vida y sus nuevos proyectos para  evitar que nuestra vibración no se aleje de quienes somos en la actualidad.

Pasos para decidirte a desintoxicarte:

  • Escribir la historia de quien eres, de tus logros, de que quieres conseguir, de por qué, el saber qué misión de vida tienes, y que quieres conseguir en esta encarnación.

  • Pedirte perdon, mirandote durante 40 días a los ojos en un espejo.

  • Recordar para que estas en esta vida, y lo que te hace feliz, anotarlo en tus lugares de cotidianeidad.

  • Enumerar a las personas importantes de tu vida y lo que te hacen sentir.

  • Plan diario para recuperar nuestra vida.

  • Agenda diaria de nuestros objetivos diarios, semanales ,mensuales, anual y a largo plazo ( 10 años), de todos nuestros objetivos, planes y misiones.

  • Hacer una lista de lo que nos queda por hacer en la vida.

  • Dar gracias por estar leyendo esto, ya que tienes fuerza para  tomar esta decisión y triunfar.

  • Ordenar el cuaderno de prioridades en ámbitos, por ejemplo: Trabajo, Ocio, Amistad, Pareja, etc. para tener objetivos necesarios que nos hagan sentir bien

  • Escribirle a tu sustancia nociva, una carta de despedida, donde le cuentas el porqué la dejas, lo que te a ofrecido, y lo que te ha robado durante tu tiempo de adicción.

  • Medidas a tomar de carácter urgente, y si no eres capaz de hacerlo solo, buscar ayuda profesional.

  • Dejar de mentir a tus seres queridos, y afrontar el problema, para tener apoyo en tu entorno más cercano.

  • Levantarte cada día con tu canción preferida y dar gracias por tu nuevo día, o tu nueva mini-vida.

@copyrightmaitegarrigos